Temperamentos filosóficos.

“La filosofía que un hombre elige depende del tipo de persona que se es”. Esta frase, del filósofo idealista Fichte (1762-1814), la toma Sloterdijk (1947) como una máxima para acercarse a cualquier pensador. Esto quiere decir, que para abordar una filosofía y poder entenderla de una manera completa será necesario conocer la biografía de su autor, y así, a través de ella, desvelar su temperamento, ya que en él encontraremos lo que el entramado conceptual omite y que será esencial para entender el sentido íntimo de su filosofía.

Temperamentos filosóficos nace de una proyecto realmente ambicioso, ya que su autor, cansado de ver cómo se ha dejado de acceder directamente a la obras capitales de la Historia de la Filosofía en favor de monografías o manuales que no pueden suplir el contacto directo con los textos, ha decidido hacer una colección que recoja los libros que todo aquel que quiera decir de sí “soy filósofo” tiene que haber leído. Por nuestra parte, desde esta sección de Pensamiento, le felicitamos por la iniciativa, ya que creemos en la necesidad de leer la filosofía desde sus fuentes originales. Y es que para hacernos cargo de la propuesta de un pensador es necesario quedarnos a solas con él, cara a cara, sin intermediarios, ya que una idea desligada del estilo que la anima es un mero ejemplar disecado en el que se perderá lo esencial: la manera de respirar y moverse que tiene un concepto, esto es, la capacidad de interactuar con el lector de una manera activa.

Y entonces, ¿qué es lo que podemos encontrar en este libro? Pues en este libro podemos hallar las introducciones que Sloterdijk ha preparado para acompañar a cada uno de los libros que componen la colección, una por el volumen de cada filósofo. Introducciones que lejos de ofrecer un resumen de las ideas principales del autor pretenden informarnos de su temperamento, es decir, pretenden daros las claves para entender, ya lo decaímos antes, el sentido íntimo de una filosofía. Así, se nos hablará del intenso deseo platónico por alcanzar la unidad de las polis griegas y de esta manera poder recuperar el esplendor perdido. De Aristóteles de su pasión inagotable por aprender, y lo que es más importante, del vinculo que en él se da entre saber y alegría. De San Agustín la necesidad de alcanzar a Dios de una manera íntima y, por lo tanto, única. De Descartes su búsqueda heroica por alcanzar un criterio con el que poder decir qué es verdad y qué es falso, qué es bueno y qué es malo, y así frenar la sangría de las guerras de religión. Pero no continuaré con la enumeración ya que el resto están en este libro y merece mucho la pena hacerse con él y leerlo. Brindo por esta apuesta que busca, y en mi opinión lo consigue, recuperar, como diría Unamuno, “la carne de los conceptos”.

Via: Temperamentos filosóficos.

Celda 211


Sinopsis: Juan, funcionario de prisiones, se presenta en su nuevo destino un día antes de su incorporación oficial. Allí, sufre un accidente minutos antes de que se desencadene un motín en el sector de los FIES, los presos más temidos y peligrosos.
Sus compañeros no pueden más que velar por sus propias vidas y abandonan a su suerte el cuerpo desmayado de Juan en la celda 211.
Al despertar, Juan comprende la situación y se hará pasar por un preso más ante los amotinados. A partir de ese momento, el protagonista tendrá que jugársela a base de astucia, riesgo y mentiras, sin saber todavía que paradójica encerrona le ha preparado el destino.
Información sacada de www.celda211.com

Por la noche estuvimos cenando carne a la brasa en un pueblo cercano, ya que los alumnos de Óscar le invitaron a celebrar con ellos la fiesta del pueblo 🙂
Via: Dosis de recuerdos: Celda 211


La malvadez

Por José Vaccaro.

La Malvadez. Juan Carlos Ordóñez. Ediciones Atlantis.

El libro de Juan Carlos Ordóñez es difícilmente clasificable como género, tanto como inútil buscar en el diccionario la palabra “malvadez”. Poesía, narrativa, greguería, sátira, todo eso y más tiene cabida en las poco más de 100 páginas de texto. Al autor le interesa más el mensaje y el contenido de cada historia que la forma que la envuelve, con una absoluta libertad para, en cada caso, adoptar la más adecuada a su objetivo de penetrar como un ariete en la mente del lector.

Frases cortas, intercaladas de aforismos y de quiebros dentro de un discurso expositivo en donde nada, y mucho menos el desenlace, ni está asegurado ni es previsible. Solamente, al llegar al final de cada capítulo, de cada poema, de cada diálogo, podemos relajarnos levemente, muy levemente, antes de seguir la lectura.

La brevedad y variedad de lo que en cada caso se relata permiten esa polifonía, esa acomodación plural del tono, la extensión y la gramática cargada de licencias. Todo dentro de una hechura ajustada, medida y viva, desprovista de cualquier apriorismo y/o academicismo estilístico. No hay improvisación en ese caleidoscopio de colores, sino una simbiosis casi perfecta entre la morfología (el verbo concreto) y la función (lo imaginario). Si, acaso, una voluntad manifiesta de mostrarnos la humanidad en toda su desnudez y crudez (por emplear dos vocablos que riman con Malvadez), haciéndolo con una mirada cargada de eso que Antonio Machado entendía por amor, justicia y bondad (una mitad es envidia, y la otra no es caridad).

Decir que la poesía es, dentro de la Literatura, lo que las Matemáticas son para la Arquitectura. Es en el arte poético donde cada palabra, cada acento, cada puntuación tiene una importancia capital, un valor ensimismado propio. Tal vez por eso, en esta sociedad actual en la que todo son prisas y deprisas, la poesía ha decaído. Demasiado esfuerzo, demasiado sentimiento, demasiado silencio para su lectura.

El libro se beneficia de ese bagage poético de su autor, especialmente atento a aplicar, también a su prosa, el preciosismo miniaturista de los versos.

Señalar que en los poemas del libro, la más íntima, Ordóñez se coloca frente al lector oyente en un monólogo expositivo directo cargado de registros y experiencias personales que plantea y describe mirándonos a los ojos, cara a cara, diciéndonos, por emplear su lenguaje coloquial: “Tío, esto es lo que hay”.

Por el contrario, en las narraciones en prosa, el autor se sitúa a nuestro lado, nos pasa cariñosamente la mano por el hombro e, invitándonos a observar el espectáculo del mundo, nos dice: “Veamos juntos lo que es la vida”. Esa cordialidad (ahora se le llama complicidad) entre autor y lector no impide que, sistemáticamente, quedemos sobrecogidos por lo que se nos muestra. La muerte y la vida, con todo el abanico de pasiones que van y caben en la una y en la otra, tienen su asiento en la obra.

Al principio he dicho que el libro es difícilmente clasificable. Solo se me ocurre un adjetivo que aplicarle. Si entendemos que la Literatura es emoción y trascendencia, que es creación, La Malvadez es Literatura en estado puro.

No renuncio, para acabar esta reseña transcribir, en negro sobre blanco, un fragmento de una de los poemas: Tu voz.

Tras penar y tras pensarte,

tras amarte sin remedio,

solo tengo tu voz.

Lo demás… es un desierto.

Via: La malvadez

Muere el compositor Augusto Algueró a los 76 años

Algueró, que nació en Barcelona el 23 de febrero de 1934 y compaginó sus estudios musicales en el Conservatorio Municipal de su ciudad natal con los estudios de Medicina, comenzó su carrera musical a principios de la década de los cincuenta, con tan sólo 16 años. La gran mayoría de sus canciones fueron compuestas sobre letras de Antonio Guijarro y cantadas por famosos artistas españoles fueron un éxito. Así su nombre se hizo muy popular en España y en América. Fueron muchos cantantes los que solicitaron su colaboración y compuso para los Cinco Latinos, Connie Francis, Marisol, Elsa Baeza, Rocío Jurado o Juan Manuel Serrat.

En cine, teatro, televisión…

Para Serrat compuso , un clásico indiscutible del repertorio del cantautor catalán, que apareció por primera vez en 1969, y con el que el cantante consiguió en el Festival de Río de Janeiro, el premio a la mejor interpretación, mientras que Algueró recibió el galardón a la mejor composición. Suyos son también otros importantes temas, pertenecientes ya al imaginario colectivo, como (Nino Bravo), Tómbola (Marisol) y La chica ye-yé (Concha Velasco).

De su mente salieron también la banda sonora de un centenar de películas y series de televisión como El ruiseñor de las cumbres con Joselito o Zampo y yo, con Ana Belén. Entre las últimas composiciones que hizo para el cine están, Torrente, el brazo tonto de la ley (1998), primera película como director de Santiago Segura, y Primer y último amor (2002), de Antonio Giménez Rico. Colaboró en unas 50 obras de teatro, entre las que se figura Mamá, quiero ser artista, con Concha Velasco. Como compositor y director, representó a España en los festivales de Eurovisión y de la OTI. Compuso la canción con la que España participó por primera vez en Eurovisión, en 1961, , interpretada por Conchita Bautista, y el exitoso Vivo cantando, con el que ganó Salomé ese certamen, en 1969.

Entre otros premios, Algueró recibió en 2005 de manos del presidente de la Academia, Eduardo Bautista, el Premio de Honor en reconocimiento "a su brillante trayectoria profesional y a su decisiva contribución a la música popular". "La música es el lenguaje más universal que existe y a ella le he entregado mi vida entera", afirmó entonces. El compositor se casó en 1961 con la popular actriz Carmen Sevilla, de la que se separó 10 años después. Fruto de este matrimonio es su hijo Augusto Algueró, apadrinado por Marisol y el Cordobés. En 1986 contrajo nuevo matrimonio con Natividad Benito. En abril de 2003 salió a la venta el disco Homenaje, integrado por 17 temas compuestos por Algueró y cantados por artistas tan dispares como María Jiménez, Fangoria o Papá Levante.

Via: ARTISTA: Muere el compositor Augusto Algueró a los 76 años


Ganadores de los Globos de Oro 2011

Charlie Bald/Kinovisio

“The social Network” ha sido la gran triunfadora esta madrugada de la 68 edición de los Globos de Oro en una gala organizada en el Hotel Beverly Hilton de Los Ángeles por parte de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood. Dicha producción se ha llevado cuatro premios correspondientes a las categorías de mejor película, mejor director , mejor guión y mejor Banda Sonora Original. Os dejo a continuación la lista de las categorías más destacadas:

MEJOR PELÍCULA, DRAMA
The Social Network

MEJOR DIRECTOR
David Fincher (The Social Network)

MEJOR GUION
Aaron Sorkin (The Social Network)

MEJOR BSO ORIGINAL
Trent Reznor and Atticus Ross (The Social Network)

MEJOR ACTRIZ
Natalie Portman (Black Swan)

MEJORACTOR
Colin Firth (The King’s Speech)

MEJOR PELÍCULA de MUSICAL O COMEDIA
The Kids Are All Right

MEJOR ACTRIZ de MUSICAL O COMEDIA
Annette Bening (The Kids Are All Right)

MEJOR ACTOR de MUSICAL O COMEDIA
Paul Giamatti (Barney’s Version)

MEJOR PELICULA ANIMADA
Toy Story 3

MEJOR PELICULA EXTRANJERA
In a Better World (Denmark)

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO
Melissa Leo (The Fighter)

MEJOR ACTOR DE REPARTO
Christian Bale (The Fighter)

Si quieres más información sobre este evento celebrado en Los Ángeles puedes visitar su página web haciendo clic aquí.

Via: Ganadores de los Globos de Oro 2011 | Kinovisio

Carlos Saura, Premio Especial Ojo Crítico 2010 por su trayectoria cinematográfica

El cineasta Carlos Saura ha obtenido este lunes el Premio Especial Ojo Crítico 2010 por su dilatada trayectoria cinematográfica. El jurado le ha premiado por crear un género cinematográfico con películas como "Carmen", "Tango", "Fados", o la más reciente, "Flamenco, flamenco". "Un autor genuino que ha ensanchado nuestra cultura y ha creado espejos que dejan testimonio de lo que hemos sido y de lo que somos", apunta.

Fotógrafo, dibujante, escenógrafo, escritor, apasionado de la música y del baile, Saura es un nombre fundamental de la historia del cine español que ha retratado la España del último medio siglo en películas como "Cría Cuervos", "La Caza", "Peppermint Frappé" o "Deprisa, deprisa".

El jurado de la XXI edición de este galardón ha estado formado por el director de RNE, Benigno Moreno; Carlos Guerrero, director de los Servicios Informativos de la emisora; Paloma Zuriaga, directora del área de cultura y los directores del programa "Ojo Crítico" de RNE, Laura Barrachina y Julio Valverde.

En las últimas ediciones, este premio ha recaído en Enrique Morente (2009), Pedro Almodóvar (2008), Joaquín Sabina (2007), Pablo García Baena (2006) y Santiago Calatrava (2005).

Los premios "Ojo Crítico" 2010 se entregarán el próximo lunes 17 de enero, en un acto especial en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Via: El Noticiario Flamenco: Carlos Saura, Premio Especial Ojo Crítico 2010 por su trayectoria cinematográfica

Presentación del libro sobre la historia de los capuchinos en Ejea

Presentación del libro sobre la historia de los capuchinos en Ejea

1817100capuchinosWeb.jpg

El próximo 13 de enero, vísperas de El Voto, se presentará el libro Lumen Domus. Ejea de los Caballeros y su convento capuchino: 400 años de historia en común (1629-1948) del profesor e historiador ejeano José Francisco Abadía Álvarez. Se trata de una de las actividades enmarcadas dentro de la programación de El Voto 2011. En ella colabora también con esta publicación el Centro de Estudios de las Cinco Villas, quien junto a la Institución Fernando el Católico lo editan.

En las casi trescientas páginas de este libro, los lectores podrán sumergirse en la historia de lo que fue el convento capuchino de Ejea de los Caballeros (ubicado en el espacio que actualmente ocupan el Ayuntamiento, la Plaza de la Villa y el Mercado Municipal) desde su fundación en el año 1629 hasta su cierre definitivo en 1948 y posterior demolición en los años 60 del siglo pasado.

Además de conocer el desarrollo de la presencia de los capuchinos en Ejea, el libro establece las inerrelaciones con la propia historia de Ejea de los Caballeros en estos cuatrocientos años. Para lograr tal propósito, José Francisco García, ha tenido la suerte de contar con una fuente documental prácticamente inédita hasta la fecha, como es la crónica conventual que los frailes capuchinos fueron escribiendo durante su larga estancia en esta ciudad, denominada Lumen Domus.

Esta crónica constituye un valiosísimo documento para conocer y entender mejor la Historia Moderna y Contemporánea de Ejea de los Caballeros, principalmente en lo que se refiere a la relación de las Órdenes monásticas y mendicantes con la sociedad, la economía y el poder civil establecido en cada época.

Via: Hotel Salvevir | Restaurante | Pension | Cafeteria: Presentación del libro sobre la historia de los capuchinos en Ejea

%d bloggers like this: